BUSCA POR APELLIDO


 

ESTÁS EN:

BIOGRAFÍAS DEL
BANDO REPUBLICANO

2 / 6

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

ESTÁS EN:

BIOGRAFÍAS DEL
BANDO REPUBLICANO

2 / 6

 


C - E

WENCESLAO CARRILLO ALONSO (1889-1963) 

Obrero fundidor, participó desde muy joven en las actividades sindicales y políticas de la UGT y del PSOE cuyas filas no abandonará nunca. Gran organizador, dotado de una considerable capacidad de trabajo, estuvo afiliado muy joven a la Juventud Socialista. Sufrió varias detenciones y fue destacando poco a poco en los ambientes sindicales de Gijón ciudad a la que se trasladó en edad temprana desde Valladolid donde había nacido. Fue detenido en 1917 tras la huelga revolucionaria y en 1923 se trasladó a Madrid y se integró en los ambientes socialistas accediendo a la dirección general de la UGT. Durante la dictadura de Primo de Rivera apoyó la línea posibilista del PSOE-UGT. En las elecciones de abril de 1931 fue elegido concejal por Madrid. Resultó elegido también diputado socialista en los comicios generales de 1931 y 1936. Al estallar la guerra civil fue nombrado subsecretario de Gobernación. Cuando el 6 de noviembre de 1936 el gobierno abandona Madrid sólo dos altos cargos permanecieron en la ciudad, Wenceslao Carrillo y el republicano Fernando Valera. Al final de la contienda, el 4 de marzo de 1939, como partícipe en la conspiración de Casado, formó parte del Consejo de Defensa Nacional que intentó en vano una negociación con Franco. Esto significó la ruptura total con su hijo Santiago que condenó duramente lo que consideraba traición de su padre. Años más tarde la reconciliación tuvo lugar sin problemas por ambas partes. El anciano Wenceslao pasó a ocupar posturas de izquierda en el PSOE que propugnaban la unión con los comunistas. Murió en Bélgica en 1963.

SANTIAGO CARRILLO SOLARES (n. 1915) 

Político comunista. A los 13 años se alistó en las Juventudes Socialistas llegando a ser su secretario general en 1934, año en que fue encarcelado por su participación en la revolución de Asturias. En 1936 fue uno de los artífices de la fusión de las Juventudes Socialistas con las Comunistas, fusión que dio lugar a las JSU (Juventudes Socialistas Unificadas) de tendencia comunista. Al estallar la guerra civil ingresó en el Partido Comunista y en noviembre de 1936, al constituirse la Junta Delegada de Defensa de Madrid, fue nombrado consejero de la misma y encargado de las cuestiones de orden público (de cuyo puesto dimitió en enero de 1937) por lo que se le ha achacado por algunos historiadores la responsabilidad de las ejecuciones que tuvieron lugar en Paracuellos del Jarama (Madrid) en los meses de noviembre y diciembre de 1936, imputación que siempre ha rechazado diciendo que se limitó a ordenar el traslado de unos presos de Madrid a Valencia. Al terminar la guerra se exilió al exterior (Francia, URSS, EEUU, Argentina, México, Cuba, Africa del Norte etc...) desde donde prosiguió su actividad política. Fue uno de los principales dirigentes de la lucha guerrillera en los Pirineos y culminó su carrera política en el VI Congreso del PCE (1960) en el que fue elegido secretario general, cargo del que cesó en 1982. Tras la muerte de Franco regresó a España siendo elegido diputado por Madrid.

SEGISMUNDO CASADO LÓPEZ (1893-1968) 

Ingresó en la Academia Militar a los quince años. En 1936 era comandante. Al estallar la sublevación fue nombrado jefe de la escolta presidencial y desplegó gran actividad en la organización del Ejército Popular. En noviembre de 1936 participó en la defensa de Madrid, combatió en la sierra madrileña, en la batalla del Jarama y la de Brunete ya con el grado de coronel. En 1939 era jefe del ejército del Centro. Los sucesivos reveses del ejército republicano le habían llevado a desear una paz negociada. Ingenuamente creyó que los militares profesionales fieles a la República verían reconocidos sus grados por los nacionales. En la noche del 5 al 6 de marzo de 1939 Casado se sublevó contra el gobierno de Juan Negrín y formó el Consejo Nacional de Defensa. El golpe de Casado contó con la oposición de las fuerzas militares situadas en Madrid y los alrededores, mandadas por jefes comunistas. Los enfrentamientos duraron hasta el 12 de marzo en el que Casado logró la victoria gracias al apoyo de la 14ª División mandada por el anarquista Cipriano Mera. Derrotados los comunistas, Casado inició las negociaciones con Burgos pero resultaron absolutamente infructuosas. Entregado Madrid el 28 de marzo de 1939, Casado y otros miembros del Consejo huyeron a Valencia y de ahí al exilio. Años después regresó a España donde fue juzgado y absuelto por un consejo de guerra. Vivió hasta su muerte en Madrid, persiguiendo en vano el reconocimiento por el franquismo de su condición y grado de militar sin conseguirlo.

SANTIAGO CASARES QUIROGA (1884-1950) 

Comenzó muy joven su carrera política y fue uno de los fundadores de la ORGA (Organización Republicana Gallega Autónoma) en nombre de la cual participó en el Pacto de San Sebastián el 17 de agosto de 1930. Formó parte del primer gobierno provisional de la República como ministro de Marina y después fue titular de Gobernación. En el bienio derechista, Casares Quiroga conservó su escaño por La Coruña. Tras las elecciones de 1936 Azaña le encargó la formación de gobierno en mayo de 1936. Desapareció de la política en la noche del 18 de julio de 1936 en la que Martínez Barrio formó un gobierno para intentar pactar con los sublevados. Murió en París en 1950.

ENRIQUE CASTRO DELGADO (1907-1964)

Dirigente comunista prosoviético y miembro del Comité Central del PCE que en los primeros días de la guerra civil fundó el 5º Regimiento del cual fue su primer comandante en jefe. En diciembre de 1936 fue designado director general de Reforma Agraria ocupando diversos cargos en el Comisariado. Al concluir la contienda se exilió a la URSS. Transcurrido algún tiempo regresó a España donde permaneció hasta su muerte.

 

JOAN COMORERA i SOLER (1895-1960) 

Político comunista. En 1932 era secretario general de la Unió Socialista de Catalunya a la que daría notable impulso. Consejero de Economía y Agricultura de la Generalitat, participó en la revuelta catalana del 6 de octubre de 1934 por lo que fue procesado y encarcelado. Tras el triunfo del Frente Popular en 1936 fue puesto en libertad. Iniciada la guerra civil integró la Unió Socialista en el PSUC (Partit Socialista Unificat de Catalunya) del que fue uno de los fundadores y primer secretario general. Durante la guerra ocupó diversas carteras en los gobiernos de la Generalitat presididos por Tarradellas y Companys. Su actuación le valió la enemistad del poderoso movimiento anarcosindicalista catalán. Perdida la guerra, pasó a Francia, y en mayo de 1939 a Moscú. Al año siguiente colabora en México con el gobierno de la República en el exilio y en 1945 volvió a Francia. Acusado de "titista" fue expulsado del partido en 1949. Volvió clandestinamente a España en 1950 siendo detenido en Barcelona en 1954 y encarcelado hasta su muerte.

LLUÍS COMPANYS i JOVER (1882-1940) 

Una de las máximas figuras de la política catalana. Sale elegido concejal en las municipales de 1917 por la coalición nacionalista catalana de izquierdas. Se encarga de la Comisión de Gobierno municipal en el Ayuntamiento de Barcelona. Diputado en 1921, durante la dictadura de Primo de Rivera fomenta la Unió de Rabassaires siendo detenido en varias ocasiones. En marzo de 1931 se agrupan todas las tendencias republicanas catalanas en la llamada Esquerra Republicana de Catalunya que triunfa en las municipales del 12 de abril. El 14 de abril Companys, apoyado por otros concejales, ocupa el puesto de alcalde y proclama la República. Votado el Estatuto de Catalunya, Companys es elegido presidente del Parlamento catalán el 14 de diciembre de 1932. Un años después ocupa la presidencia de la Generalitat tras la muerte de Francesc Macià. Por su postura revolucionaria en octubre de 1934 es detenido y encarcelado. El 16 de febrero de 1936 tras el triunfo electoral del Frente Popular es puesto en libertad. Tras la sublevación el 18 de julio tiene su primer enfrentamiento con la CNT-FAI pero acaba pactando con ellos incluyendo por primera vez en la historia del anarquismo algunos de sus elementos en el gobierno de la Generalitat. Con el derrumbamiento del frente catalán, Companys se refugia en Francia pero es detenido por la Gestapo en 1940 y en agosto entregado a Franco. El 15 de octubre, en el castillo de Montjuic fue fusilado.

JOSÉ DÍAZ RAMOS (1896-1942) 

Panadero de profesión, inició su carrera política en 1917 dirigiendo una huelga de obreros del pan. Al proclamarse la dictadura de Primo de Rivera continuó la labor sindical en la clandestinidad. Desde 1927 su vida estuvo ligada a la construcción del Partido Comunista y supo capitalizar el desencanto de los sectores más radicales y la rivalidad entre la UGT y la CNT en beneficio del PCE. A lo largo de la guerra predominó en el una idea, la de la prioridad absoluta de la victoria militar como objetivo principal. En el IV Congreso del Partido Comunista celebrado en Sevilla en marzo de 1932 fue elegido para el comité central. En septiembre fue elegido secretario general. Durante la guerra civil, José Díaz centró toda su actividad en el partido no ocupando ningún puesto oficial en la República. El deterioro progresivo de su salud hizo que se trasladara a la Unión Soviética en diciembre de 1938. En Moscú trabajó como miembro del secretariado del Komintern hasta su muerte por enfermedad el 20 de marzo de 1942.

MARCELINO DOMINGO SANJUÁN (1884-1939) 

Político catalán. Maestro de primera enseñanza periodista y masón. Encarcelado en 1917 tras la huelga revolucionaria, tomó parte en diversas conspiraciones contra la dictadura de Primo de Rivera suscribiendo el Pacto de San Sebastián. Al proclamarse la República fue nombrado ministro de Instrucción Pública y poco después de Agricultura, Comercio e Industria. Diputado con el Partido Radical Socialista fue otra vez ministro de Instrucción Pública con el Frente Popular. Al estallar la guerra civil fue a visitar a León Blum para recabar ayuda del gobierno francés, ayuda que no pasó de buenas promesas. Después abandonará España fijando su residencia en Francia y falleciendo en Toulouse poco antes de que acabara la contienda.

BUENAVENTURA DURRUTI DUMANGE (1896-1936) 

Nació en León y era hijo de un ferroviario socialista. Conoció su primer exilio en Francia, tras la huelga revolucionaria de 1917. No volvió hasta 1920. En Barcelona, junto a los hermanos Ascaso, García Oliver y otros anarquistas fundó el grupo "Los Solidarios" vinculado a la FAI, grupo que preparó un frustrado atentado contra el rey Alfonso XIII, participó en el atraco al Banco de España y en el asesinato del cardenal arzobispo de Zaragoza, a raíz del cual Durruti huyó a Argentina (1923). Durruti pasó la República desterrado o preso en España. Fue detenido en 1933 y tras la revolución de octubre de 1934. La victoria del Frente Popular le sacó de la cárcel. En julio de 1936 fue uno de los más importantes dirigentes de las masas cenetistas que contribuyeron a abortar la sublevación militar en Barcelona. Inmediatamente salió al mando de las columnas que partieron hacia Zaragoza con la pretensión de tomar la ciudad. En noviembre de 1936, convencido por García Oliver y Federica Montseny, acudió a la defensa de Madrid al frente de su columna (unos 3.000 hombres) a la que se le encomendó la defensa de un sector de la Ciudad Universitaria aunque no logró impedir que el Hospital Clínico cayese en manos del enemigo. El 19 de noviembre Durruti resultó mortalmente herido en circunstancias no aclaradas. Su cadáver fue trasladado a Barcelona y en su entierro participaron más de 200.000 personas.

FEDERICO ESCOFET ALSINA (1898-1987) 

Capitán de Caballería. Fue condenado a muerte por los sucesos de octubre de 1934 de cuya pena fue indultado tras el triunfo del Frente Popular en las elecciones de febrero de 1936. Al estallar la guerra civil desempeñaba el cargo de Comisario General de Orden Público en la Generalitat de Cataluña desde el cual jugó un importantísimo papel en el aplastamiento de la sublevación militar del 19 de julio en Barcelona. Poco tiempo después fue acusado por la FAI de ser enemigo de la República (acusación que se basaba en que había ayudado a huir al extranjero a unos religiosos). El gobierno catalán lo envió a Francia. En 1937 regresó a España y tras ser ascendido a comandante intervino en las operaciones de Belchite, Levante, Teruel etc. Nombrado por Companys ayudante suyo y jefe de los Mossos de Escuadra, acompañó a éste hasta el derrumbamiento total del frente catalán. Exiliado a Francia, estuvo en el campo de concentración de Argelès instalándose después en Bélgica y desempeñando cargos políticos en los distintos gobiernos en el exilio. Al instaurarse la monarquía volvió a España.